jueves, 1 de agosto de 2013

Riesgos y prevención en el uso de internet


A través del uso de internet y las redes sociales los chicos encuentran un espacio propio, íntimo, y un lugar en donde se vinculan con otros chicos. Es recomendable  incorporar a las nuevas tecnologías como un aspecto más de la crianza de los hijos. Los padres deben construir junto a sus hijos reglas consensuadas para que los chicos se sientan cuidados y protegidos.

Riesgos frente al uso de internet

Algunos de los posibles riesgos a los que hay que estar atentos son los siguientes:

Suplantación o sustitución de identidad se produce  cuando  una persona obtiene la contraseña de otra y se hace pasar por ésta publicando mentiras o imágenes inapropiadas para hacerla sentir mal o cuando alguien se crea una cuenta falsa para obtener información sobre una persona conocida.

La  Invasión de la privacidad se da cuando personas que no tienen permiso para acceder a datos personales o material publicado en las redes sociales lo hacen de todos modos para  ofrecer publicidad y servicios de acuerdo a la información obtenida.

El grooming comprende todas aquellas conductas ejecutadas "on line" por pedófilos  para ganar la confianza de niños o adolescentes por medio de  la utilización de una identidad usurpada, fingiendo amistad, intereses comunes o contención emocional con la finalidad de concretar un abuso sexual.

Fraude electrónico se produce cuando alguien intenta engañar a un niño o adolescente  para que brinde  información personal como contraseñas, números de teléfono y de tarjetas de crédito, mediante promociones o peticiones falsas que parecen provenir de fuentes legítimas.







Medidas de seguridad 
  • Una de los mejores métodos de seguridad es el dialogo abierto  y la confianza  entre padres e hijos. Los riesgos que supone Internet deben ser temas de conversación entre padres e hijos.  
  • Es conveniente tener en cuenta que la información que se brinde en las redes sociales no vulnere la seguridad personal y familiar.  
  • Los padres deben aprender a usar las nuevas tecnologías, para poder acompañar y de ser necesario, ayudar a los hijos.
  • Hay que  supervisar las páginas en las que ingresan los chicos explicarles que no deben hacer clic en ninguna publicidad ni pantalla extraña que aparezca mientras navegan.
  • En el caso de los juegos en línea se recomienda leer con atención el nivel de clasificación para saber a qué edad apunta, las cláusulas de privacidad, las condiciones de uso y los códigos de conducta de cada sitio.
  • Es aconsejable abrirse una propia para poder “ser amigos” y de esta manera demostrar la presencia de un adulto responsable entre sus contactos y para poder ver lo que él y otros publican en su perfil. La edad mínima para abrir una cuenta de Facebook es de 13 años.
  • Asesorar a los chicos para que no usen un nombre de usuario con palabras que reflejen información familiar y personal y que no compartan la contraseña con nadie así como tampoco la información personal ni familiar, evitando exponerla en el perfil y brindarla en el chat.
  • Los chicos deben consultar a sus padres antes de crear  una cuenta de correo, chat o Facebook.
  • Hablar con los chicos para que frente a situaciones irregulares  se desconecten, y avisen a los padres si reciben imágenes, textos u otro tipo de material extraño. Y por otro lado hablar con los chicos para que no hablen por teléfono, envíen e-mails, o armen un encuentro con desconocidos sin su consentimiento.
  • Tomar las precauciones necesarias (utilización de filtros, bloqueadores, etc.) para evitar el acceso de los hijos a contenido no adecuado para su edad. Es recomendable verificar que los lugares públicos o cybers en donde los chicos navegan cuenten con filtros de contenidos para menores de edad. 
Si se produce un delito o sospecha del mismo puede hacerse la denuncia en la  comisaría. También se pueden comunicar con el Departamento de Delitos Tecnológicos de la Policía Federal al (54 11) 4800-1120. También ante la Fiscalía General llamando al (54 11) 4011-1400 o consultando a través de denuncias@jusbaires.gov.ar



Creando acuerdos entre padres e hijos
Las redes sociales no reemplazan las relaciones interpersonales, es importante que los padres muestren  interés en las actividades que los hijos participan para poder cuidarlos, guiarlos y acompañándolos.

Hay que  buscar el acercamiento aprovechando estas herramientas pero sin invadir sus espacios privados. No es recomendable acercarse desde una actitud de  control extremo  o desde una actitud autoritaria.

Es importante hablar sin enojos ni retos, creando acuerdos, negociando y estableciendo límites creados conjuntamente en forma activa entre padres e hijos. Dentro de cada familia se crearan reglas que deberán respetarse aunque  no sean las mismas en todas las familias. 

Es necesario mantener un clima de negociación entre los miembros de la familia, crear limites consensuados entre todos lo cual implica incluir  activamente a los hijos en la creación de los límites.

Las redes sociales y el uso de internet  pueden transformarse en una herramienta para fortalecer el vínculo y el dialogo entre padres e hijos y mejorar la comunicación familiar.